¿QUÉ ES AGILE COACH?

Actualizado: 30 mar


Algo de historia sobre el rol del Agile Coach


Aunque el término Agile Coach puede sonar novedoso, el primero que mencionó la palabra “coach” en un entorno ágil fue Kent Beck, en su eXtreme Programming, concretamente en su primer libro sobre el tema, el Extreme Programming Explained: Embrace Change en 1999.


En aquel libro se hablaba de los roles de la metodología Ágil eXtreme Programming (XP), que eran Tracker, Customer, Programmer, Manager, Tester y Coach. Ese Coach que “observa todo, envía señales oscuras, se asegura de que el proyecto continúe siendo extremo. Ayuda con cualquier cosa.”.


El camino de un Coach hacia la agilidad empresarial


El Agile Coach provocará rechazo porque su función es el cambio, el cambio ágil o la mejora, la evolución ágil, llevar a muchos equipos a entregar más valor, con menos desperdicio y la máxima velocidad a ritmo sostenible. Y, como dice la “Ley de Hebb”, cambiar cuesta, al cerebro no le gusta, a unos menos y a otros nada.


Siempre que esté dentro de unos márgenes el rechazo al cambio es como la vida misma y el Agile Coach, representa el cambio, por ello sufrirá el rechazo a sus ideas, y mil estratagemas para justificar que no es necesario cambiar, pero ahí está el Agile Coach, para ingeniárselas y que al final se adopte el cambio Ágil poco a poco. Se debe tener presente que el nivel de rechazo debe ser tolerable.


La Ley de Hebb y su aplicación al costo de cambiar de hábitos.

La Ley de Hebb, en simple, dice que si reforzamos las conexiones neuronales estas se vuelven más fuertes. Típicamente, esas conexiones se refuerzan mediante la repetición y llega un punto en el que pueden ser tan fuertes que hagamos cosas de manera inconsciente.


Ejemplo: Compara cuando aprendiste a conducir a como lo haces ahora, o como haces ciertas rutas en coche de manera inconsciente.


Ciertas conexiones llegan a ser tan fuertes que aunque no se ejerciten durante años, y se debiliten con el tiempo, no desaparecen, y es por ello que aunque no montes en bicicleta desde hace años, si lo hiciste en el pasado con frecuencia, en poco recuperas las habilidades y destrezas del pasado.


Ahora, ¿Cómo aplica todo esto de cambiar un hábito de años por otro nuevo?. Esto supone un “costo cerebral” bastante alto. Alto porque supone debilitar esas conexiones fuertes y crear nuevas conexiones y eso no es fácil. De hecho, según lo anterior, conexiones que han sido muy fuertes pueden estar, aún débiles, pero siempre están ahí presentes.


Por ejemplo, dejar de aplicar ciertos modos de trabajo de años y cambiarlos a, por ejemplo, todos esos que metemos bajo el paraguas Ágil, supone luchar contra conexiones neuronales que pueden estar muy fuertes y, a la vez, crear nuevas conexiones, repetir esos nuevos hábitos, para hacer esas nuevas conexiones fuertes. En este punto, repetir mucho esos nuevos hábitos parece una buena estrategia, hasta llevarlos a conexiones fuertes (lo cual nos recuerda Shu-Ha-Ri).


La creación de esas nuevas conexiones neuronales tiene un importante consumo de oxígeno, y eso al cuerpo humano, al cerebro, que ha evolucionado en base a lo de ahorrar energía, como que no le gusta mucho, lo cual, se vuelve a lo de siempre, va a requerir de mucha fuerza de voluntad y motivación para hacerlo.


Desde hace varios años, y cada vez con mayor intensidad, la vida en las organizaciones tradicionales está llegando a su fin. Con un escenario así, no es de extrañar que en el mundo empresarial se estén produciendo profundos cambios, tanto en la forma de hacer negocios, como en las formas de estructurar empresas, liderar equipos y gestionar el trabajo.


En sintonía con estos cambios se ha ido consolidando un rol fundamental el AGILE COACH. Actualmente muchas personas se están formando y transformando en esta nueva profesión. Cada nuevo Agile Coach que emerge trae consigo su propia concepción de la profesión que rara vez coincide con la de otros Agile Coaches. Por esta razón, se presenta esta visión sobre las responsabilidades, las competencias y la formación necesarias para desempeñarse como tal.


¿Qué es un Agile Coach?


Un Agile Coach es un profesional que acompaña a individuos, equipos y organizaciones en su evolución hacia una cultura Ágil, independientemente del punto en el que se encuentre.


La profesión del Agile Coach está en crecimiento debido al aumento de empresas que necesitan transformarse y ser Ágiles. Sin embargo, esta figura es reciente en las organizaciones, por lo cual en la actualidad hay múltiples interpretaciones del mismo.


Generalmente, un Agile Coach dedica mucho más tiempo a hacer coaching de equipos con una mirada sistémica que a hacer coaching individual, que es 1 a 1.


Beneficios para las organizaciones


Un Agile Coach ayuda a orientar a las empresas, en un primer momento, a definir dónde comenzar y cuándo comenzar con el viaje de la transformación hacia la Agilidad. Un Agile Coach mantendrá a la organización enfocada hacia el objetivo final, acompañando a cada uno de los integrantes de la organización, pero sin olvidar el destino. Esto ayudará a ahorrar tiempo, recursos y por supuesto dinero


En definitiva, el Agile Coach será quien ayuda a enfrentar obstáculos comunes, puntos de inflexión y a estar cada vez mejor preparados para futuros problemas que puedan aparecer en el camino.


Se tarda poco en que un equipo adopte las prácticas ágiles. El siguiente paso es convertirlo en un equipo de alto rendimiento, en que sean lo mejor que pueden llegar a ser y que no paren de mejorar nunca. Como Agile Coach hay que esperar este nivel sin exigir. Ayuda a marcar la visión y siempre cree en ella y en que el equipo lo conseguirá.


Utiliza metáforas para inspirar, por ejemplo la del árbol. En las raíces los valores Scrum y/o los valores XP. Las ramas y hojas deben llevarnos hacia el cielo, para tomar luz solar y crecer indefinidamente (auto-organización, compromiso, éxito, empoderamiento, consenso, y otros). El fruto son las consecuencias positivas: valor de negocio, mayor velocidad, ser capaces de todo, etc.


El equipo en cada momento decidirá con tu ayuda cómo quiere crecer, por ejemplo decidiendo acciones en las retrospectivas. Hay que esperar crecimiento siempre, sin caer en el pesimismo ni en la seriedad, y sin olvidar que es un camino sin fin.


El Papel de Agile Coach


Los Agile Coaches son responsables de ayudar a los Scrum Masters a organizar equipos ágiles, también ayudan a la empresa a adoptar la agilidad como un cambio de cultura y para implementar adecuadamente la metodología.

El papel del Agile Coach puede ser de carácter temporal o permanente, dependiendo de las necesidades de la organización y del proceso de cambio emprendido. Empresas más grandes o aquellas con múltiples equipos ágiles, podrían querer mantener un Agile Coach en su personal de manera permanente para ayudar a supervisar la metodología a largo plazo, pero especialmente en organizaciones medianas y pequeñas, es más habitual el disponer de Agile Coaches de manera temporal.


Perfiles de Agile Coach


Se debe recalcar que no existe una estrategia única para la adopción agilidad, por lo que cada organización presenta necesidades únicas en este proceso.


Diferentes tipos de Agile Coaches que podemos definir (entre muchas).

  • Coaches técnicos: Trabajan muy cercanos a los desarrolladores de productos y/o servicios, normalmente tienen experiencia técnica ya que son habilidades necesarias cuando se trabaja con estos equipos. Se pueden confundir con los Scrum Masters, pero su labor es más global, no centrada en un solo o unos pocos equipos.

  • Coaches de gestión: Estos se centran más en el desarrollo de liderazgos de los equipos ágiles y en la supervisión de la adopción exitosa de la metodología y cultura ágil.

  • Coaches directivos: Estos ofrecen apoyo individualizado para personas u organizaciones que buscan resolver problemas específicos relacionados con la cultura ágil.


Habilidades de un Agile Coach

  • Sabe leer la situación observando

  • Se preocupa por la gente más que por el producto

  • Asume que no sabe y pregunta, es curioso

  • Cree que en general la gente es bienintencionada

  • Reacciona junto al equipo más que fijarse en el plan

  • Sed de aprendizaje

  • Persigue la excelencia del grupo

  • No permite el desperdicio

  • Sabe que es necesario algo de caos y desequilibrio para conseguir resultados. No tiene miedo de equivocarse.


La delgada línea entre el Agile Coach y el Scrum Master

¿Cuál es la diferencia entre un Agile Coach y un Scrum Master?


Una respuesta sintetizada es, son lo mismo pero con focos diferentes. Un Scrum Master se enfoca en los equipos y un Agile Coach se enfoca en la organización a nivel holístico, mandos medios o dirección.

En la CAS 2017, Steven Wallace hace la siguiente definición: “Un Agile Coach es alguien que gana más que un Scrum Master”.


La respuesta larga es que, si se analiza en profundidad, no hay tanta diferencia. Ambos perfiles viven en el mismo paradigma, necesitan que los equipos entreguen más valor y con ello demostrar que los cambios que se van produciendo en la organización tienen sentido y aportan valor. Si te olvidas de los equipos y solo trabajas con la alta dirección, será difícil demostrar que las propuestas funcionan. Y si nos centramos en los equipos y nos olvidamos del resto, acabaremos muy limitado en la capacidad de entrega (aunque esto dependerá de la agilidad que haya en la organización). Un Agile Coach es más que Scrum, no debemos pensar que un Scrum Master es un Agile Coach Junior, sino más bien una figura que por sí sola funciona en la organización.


Algunos agilistas defienden que un Agile Coach no es un Scrum Master porque domina otra serie de técnicas como Kanban, XP o Lean, mientras que un Scrum Master solo se centra en el marco de trabajo Scrum. Esta es una forma de decir que un Agile Coach es capaz de acompañar Equipos Scrum y a otro tipo de equipos diferentes. Esto puede ser verdad en Scrum Master con poca experiencia, pero esto cambia a medida que comprendemos mejor la propuesta de Scrum.


Recordemos que Scrum es un marco de trabajo abierto e incompleto, es decir, Scrum necesita de otras técnicas para poder sacar el máximo provecho a la entrega de valor, incorporar en un equipo Scrum otras prácticas como Kanban, Pair Programming, Continuous Delivery o User Stories pueden ayudar a un equipo a ser más efectivo en su trabajo. Por lo tanto, un buen Scrum Master no sólo profundiza en Scrum, sino que necesita dominar otras técnicas que le permitan a sus equipos entregar más valor.


Agile Coach Manager o Agile Coach Mentor (Skills Vision)


Se cree que un Agile Coach se puede ver como una figura con más experiencia que un Scrum Master, esta experiencia se ve reflejada en un mejor desarrollo de sus habilidades (duras o blandas). Se podría ver como alguien senior, pero realmente es alguien con más experiencia.


Un Agile Coach tiene muchas labores, una de las más interesantes es mentorizar a otros Scrum Masters para enseñarles su profesión, enseñarles el desarrollo empírico, inspección y adaptación o como colaborar entre varios Scrum Masters, para introducir Scrum en la organización. Si eres mentor no eres su jefe, sino que estás al servicio de ellos, y por tanto, no puede haber una posición de jerarquía.


En muchas organizaciones, existe la figura del Agile Coach Manager que se confunde con el Agile Coach. El Agile Coach que actúa como manager sí que tiene una posición predominante sobre el resto de los Scrum Masters. Y esto es complicado porque cuesta explicar a la persona que acompañas o que mentorizas que no hay un conflicto de intereses entre la posición de manager y la posición de servicio.


Acciones como despidos, evaluaciones o distribución de equipos dificultan la capacidad para generar confianza entre los Scrum Masters. ¿Le contarías a un Agile Coach un error o falla que has cometido con el equipo sabiendo que lo podrá utilizar en tu contra?.


La delgada línea


En diversas industrias se está denostando la figura de Scrum Master que, debe ser clave en muchas empresas. Un buen Agile Coach consigue que los Scrum Masters aprendan, crezcan y sean los protagonistas. A su vez, un buen Scrum Master hará lo mismo con sus Scrum Teams, ya que son ellos los que generan valor para la organización.


Quiero ser Agile Coach. ¿Cómo empiezo?


Es una pregunta muy frecuente en entrenamientos, la profesión del Agile Coach es cada vez más requerida, sin embargo como muchas profesiones lograr experiencia es complejo y requiere de años de entrenamiento (No se logra sólo con 1 curso). Algunas consideraciones que creemos que pueden ser útiles para comenzar y desarrollar el aprendizaje son:


  • Impulsa trabajar con Agilidad en tu equipo actual (no importa que no sea una organización considerada «ágil»).

  • Empieza a trabajar cómo Scrum Master, Product Owner o algún otro rol que te permita desarrollar habilidades en la práctica.

  • Súmate a alguna comunidad de prácticas relacionadas con Agilidad (si existe en tu organización, suelen ser espacios abiertos).

  • Lee libros, artículos y contenido relacionado a algunas de las cosas que te hemos tratado en este artículo.

  • Haz cursos, si bien no es lo único como muchas veces se cree, aportan valor, conoces otras personas, perspectivas diferentes y generalmente te llevas nuevos contenidos para explorar.

  • Participa de eventos de la comunidad ágil (Ej: Jornadas Ágiles de Latinomérica, Agile Alliance, etc).


El aprendizaje tiene que ser un proceso continuo en el camino hacia el Agile Coach, desarrollar las habilidades y el conocimiento requiere de muchas horas invertidas en estudio y capacitación, trabajar con diversos equipos y en múltiples transformaciones organizacionales es lo que te permitirá desarrollar un buen criterio y experiencia.



QUIERES SABER MÁS DE MEJORA CONTINUA? APRENDE SCRUM CON NOSOTROS


#agilecoach #agilidad #agilidadempresarial #empresa #agil #direcciondeproyecto #coaching

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo